Envío gratis a toda España a partir de €40 / Europa a partir de €50
Algodón Orgánico

Algodón Orgánico

Todos reconocemos el algodón como una fibra de origen natural y lo solemos asociar a bienestar, calidad y sostenibilidad, pero ¿qué es exactamente el algodón orgánico?

Los datos exactos son imposibles de certificar por la más que evidente amplitud de la muestra, pero hay estudios que cuantifican que para el cultivo del algodón convencional se emplean más del 10% de los pesticidas utilizados a nivel mundial y más del 25% de los insecticidas que se consumen a nivel global. Todos estos productos tóxicos, pesticidas e insecticidas, no son eliminados en ninguna de las etapas del proceso productivo de las prendas textiles de las que acaba formando parte el algodón.

El origen del algodón orgánico radica en la agricultura orgánica o agricultura ecológica, su producción debe estar certificada por organismos independientes. El objetivo que persigue la agricultura orgánica, ecológica, es hacer un uso óptimo, sostenible y responsable de los recursos naturales locales, sin que se permitan pesticidas sintéticos, semillas modificadas genéticamente, herbicidas, fertilizantes químicos, etc., aunque sí que se pueden utilizar insumos externos en su cultivo que estén certificados ecológicamente.

Para que una prenda pueda ser certificada como de algodón orgánico el cultivo del algodón y la producción del tejido con dicho algodón debe cumplir una serie de requisitos:

  • La rotación de cultivos: consistente en alternar plantas de diferentes familias en un mismo lugar, con necesidades nutritivas diferentes (aprovechando mejor el abonado), en ciclos distintos, evitando de esta forma que el suelo se agote y que las enfermedades que puedan afectar a un tipo de planta concreto puedan perpetuarse en el tiempo.
  • Control de plagas mediante métodos 100% biológicos: consistente en una variedad de actuaciones tales como:

                  o   Identificar los enemigos naturales del parásito en cuestión para introducirlo en la cosecha afectada y limitar los daños. Es un sistema lento y que requiere paciencia, por ello es menos utilizado que los tóxicos pesticidas tradicionales.

                  o   La mencionada rotación de cultivos.

  • Recolección manual del algodón: para que la recolección mediante máquina sea posible debe rociarse la plantación con herbicidas químicos para que de esa forma las hojas se caigan antes de la recolecta, la recolección manual es una manera de quitar dichos químicos del proceso de recolección y posterior fabricación del algodón 100%.

Implicaciones:

Todo esto tiene implicaciones que podemos no ver a “simple vista” y que son claramente beneficiosas (no es cuestión de etiquetas o de modas):

  • Al no utilizar sustancias químicas, los ríos están más limpios, el ambiente descontaminado, la tierra más sana, etc.
  • Los campos de algodón pueden ser utilizados para para el pasto de ganado tras las cosechas del algodón pueden jugar niños, etc.
  • Las plagas suelen desarrollar inmunidad a los pesticidas cada 5-6 años, lo que obliga a las empresas del sector a desarrollar pesticidas más fuertes. Esto deja de ser necesario.
  • Los agricultores y sus familias, normalmente en países del tercer mundo, dejan de estar expuestos a productos potencialmente peligrosos.
  • Por poner un ejemplo, en algunas partes de la India los químicos agrícolas representan más de un 50% del presupuesto de la producción del agricultor, existen estadísticas de suicidios de agricultores por no poder hacer frente a deudas originadas por esta dependencia.
  • Imaginemos trabajar constantemente cubiertos con equipos de protección o no hacerlo, el cómo influye en la calidad de tu vida laboral.
  • A nivel de usuario el algodón orgánico evita alergias relacionadas con el uso indebido de productos químicos ofreciendo un producto ideal para pieles sensibles.

¿Por qué es importante que el algodón orgánico esté certificado?

El algodón orgánico, ecológico, certificado por una entidad independiente nos garantiza la trazabilidad del proceso de producción. Existe variedad de empresas certificadoras y las normas por las que se rigen nos ayudan a saber mejor lo que estamos comprando. En marengoshirts.com, es nuestro objetivo de avanzar cada vez más hacia una moda sostenible y responsable, hemos apostado por intentar utilizar algodón orgánico certificado por “ORGANIC 100 content standard” en las prendas de nuestra colección “POLO COLLECTION”.

ORGANIC 100 content standard hace un seguimiento del flujo de materias primas desde su origen al producto final y con ello tenemos la absoluta certeza de que el algodón utilizado en las prendas señaladas como tal es de origen orgánico, con todo lo que ello conlleva.

¿Por qué no hacer todas las prendas con algodón orgánico?

En marengoshirts.com creemos en el equilibrio, tenemos una industria global enfocada en una dirección, cambiarla requiere del compromiso de la industria y de los consumidores. El camino que hemos cogido en marengoshirts.com es el de lanzar una colección, “POLO COLLECTION”, en la que aspiramos a que las prendas de dicha colección sean confeccionadas con algodón orgánico y que el consumidor pueda elegir. El que una prenda no esté hecha con algodón orgánico no quiere decir que contamine en su origen, en una industria tan inmensa como es la de la moda, que avanza inexorablemente a una mayor sostenibilidad, existen más vías aparte de la del algodón orgánico para hacerla más sostenible, nuestra línea Style & Tech, por ejemplo, tiene otro tipo de certificaciones en sus materias primas que garantizan la sostenibilidad de sus procesos y su bajo impacto contaminante.

Para marengoshirts.com su colección “POLO COLLECTION” con algodones orgánicos certificados, es un paso más hacia una moda sostenible y un mundo mejor, pero no el único. Es el consumidor el que creemos tiene que implicarse, saber lo que compra y elegir acorde a sus expectativas, sus necesidades y sus posibilidades. Marengoshirts.com está concienciada totalmente en trabajar para ofrecer las mejores opciones a nivel de sostenibilidad, comunicarlas y avanzar desde su modestísima posición en la industria para ponerlas a disposición del público general.